Administración

Novedades

• 22/08 MINITRAMA DEL FORO HA DADO INICIO! CATASTROFE INMINENTE
• 31/05 NECESITAMOS SUBTERRANEOS Y LIBERTIS
• 00/00

Últimos Temas

Últimos temas

Clima

Año: 2007
Mes:Septiembre
Semana:2-3
Estación:Otoño

Premios del Mes

Afiliados Hermanos
[2/6]

Afiliados Élite
[12/30]

Créditos


Noches divertidas || S. Owen Schwarzschild

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noches divertidas || S. Owen Schwarzschild

Mensaje por D. Amatista Blackhell el Miér 28 Ene - 16:36

-Otro wisky Greg- le grite al hombre tras la barra mientras bajaba duramente el vaso que tenia en mis manos golpeando la mesa de granito. El hombre de coleta me miro con una sonrisa ladina y yo solo gire la mirada. Greg era un hombre lobo, y este era su bar, un lugar que frecuentaba casi siempre cuando un negocio me causaba molestia, pero que va todos los negocios eran buenos, sino ¡Ja! no viviría en tan linda residencia a las afueras de New York. Bufe al recibir el nuevo vaso con whisky doble, una bebida que adoraba probar, otra cosa que adoraba era divertirme, pero esa noche no creía que fuese a disfrutarla como pensaba, en especial por el montón de mundanos que me miraban desde hace tiempo, los cuales se encontraban en una esquina del lugar.

Les miraba de reojo dirigiéndoles mi mirada mas fría, para que se diesen a la idea de que conmigo ni una palabra tendrían, así que no lo intentaran. Lastimosamente Greg me había advertido que no le destruyera nuevamente medio local con mi fuego, muchas veces odiaba mi aspecto encantador y atrayente hacia los estúpidos humanos que me veían con lujuria.

De un momento a otro una pelea comenzó a formarse en el mismo grupo de hombretones ebrios de la esquina. Rodé la mirada con fastidio, siempre era lo mismo, ¿es que acaso no podía tener un tiempo para beber alcohol tranquila? Estúpidos mundanos. -Yo me encargo- dije con voz molesta y me levante bruscamente del banquito donde estaba sentada. Sacudí mi cabello castaño, el cual había cambiado con magia, ya no era rubio casi blanco, con mi mano izquierda y troné los huesos de mi mano derecha.

Me acerque al grupo de hombres que al instante de verme me sonrieron con cinismo y algún tipo de galantería según ellos. Les dirigí una sonrisa sarcástica. -Sino quieren morir por haberme arruinado la noche, sera mejor que se larguen- comente levantando mi mano derecha frente a mi, de mis cinco dedos salieron llamas, fuego. La expresión de aquellos mundanos fue de asombro y algo de miedo.

-Largo!- grite con enojo y furia, si de por si había tenido un mal día esos hombres habían ganado una buena paliza por interrumpirme en mi valioso tiempo de paz. Sin chistar ni nada, el grupo salio corriendo por la puerta, yo camine hasta ella y me quede recargada en el marco mirándolos como corrían como gallinas saliendo del gallinero. -Idiotas..- susurre para mi mientras sonreía ladina y miraba por el callejón.
avatar
D. Amatista Blackhell


Mensajes : 12
O. Sexual : Heterosexual
Dolares : 20
Fecha de inscripción : 22/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches divertidas || S. Owen Schwarzschild

Mensaje por Invitado el Miér 28 Ene - 22:58

Después de un largo día de entrenamiento había llegado la noche, probablemente mi momento menos preferido de todos. Me recosté en la cama -no sin antes conectar el aparato que me ayudaba a respirar cuando dormía- y cerré los ojos, probablemente me habría dejado arrastrar a la inconsciencia si mi celular no hubiese sonado con aquella melodía fastidiosa que mi parabatai había elegido para tono propio. Suspiré cansado sentándome en la cama mientras me quitaba el aparato de mi nariz. ¿Qué hora era? no tenía ni idea pero dado que me había acostado pasadas de las 12 sospechaba que no era ni un poco temprano. Me tallé los ojos con ambas manos para aclarar mi vista y acto seguido alargué la mano para encender la pequeña lámpara que tenía en mi mesa de noche, allí estaba mi celular ahora con la pantalla bloqueada. Lo tomé.

"¿Puedes pasar por mi?¿Traer agua y unas pastillas? todo me da vueltas y ya no puedo regresar solo, ¡Oficialmente odio el alcohol!".

Seguido envió otro mensaje con la dirección.

"OK."

Sí, mi parabatai no era precisamente una persona compatible conmigo pero allí estaba atado a ese chico por toda la vida, sinceramente parecía más su niñero que su compañero de armas. Releí el mensaje dos veces más encontrando algunas fallas en el contexto; cuando uno está ebrio regularmente no escribe bien o no piensa con coherencia ¿Cómo es que podía escribir el mensaje bien pero no regresar solo al instituto?, yo sabía que él siempre había peleado con el autocorrector por lo que tiempo atrás lo habíamos desactivado, eso decía que necesitaba mi ayuda para algo y hablaba en código o alguien más estaba con él. Medité ambas opciones mientras me cambiaba, probablemente esa noche no dormiría mucho, nada raro.

Todo estaba fresco fuera, mentiría si dijera que estaba desierto porque en realidad habían varias personas -y otro tipo de criaturas- caminando por allí, simplemente disfrutando de lo que Nueva York podía ofrecer como ciudad. Llegué al lugar y esperé fuera buscando con la mirada algún rastro de que mi parabatai estuviese allí, no veía nada. Una pelea dentro del bar llamó mi atención, ¿por qué los mundanos se buscaban problemas sin sentido?, sería todo un misterio siempre. A continuación vi lo que una chica hizo con ellos y al ver fuego en sus manos supe lo que era, una bruja. Nada sorprendente dado que el bar le pertenecía a un licántropo. Vi que los hombres venían corriendo a mi dirección y me hice a un lado para dejarlos pasar, tropecé con una lata de refresco vacía que estaba en el piso y me recargué en la pared para no caer, cuando regresé a mi estado normal vi que la chica- o la bruja- estaba mirando hacia el callejón susurrando un "idiotas..." para ella misma. Salí de la oscuridad en la que me había metido y me acerqué un poco, siempre estando con la guardia en alto.


-¿Eso era realmente necesario?- pregunté sin mirarla. Sabía como podían ser los brujos y como les gustaba alardear que podían hacer lo que quisieran con la magia pero debía haber un límite, mostrarse a mundanos solo por un berrinche no era precisamente la decisión más sabia. Volví mi vista al interior del bar, no se necesitaba ser un genio para saber que mi parabatai no estaba allí y que probablemente me había hecho salir para llevar a alguien a la habitación sin mi presencia, debí haberlo imaginado antes. Miré por primera vez fijamente a la chica, algunas veces envidiaba a los brujos por tener aquel aspecto y no envejecer, la inmortalidad para mi siempre había sido algo sorprendente incluso cuando muchos la detestaban o se sentían mal, yo no tenía muchas personas a las que extrañaría después así que siempre había pensado que la inmortalidad sería perfecta para mi, tan perfecta que jamás la tendría. Desvié la mirada al callejón también -Llevo en Nueva York tres meses y jamás había salido de noche ¿puedes creer eso?- pregunté al aire sin esperar una respuesta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Noches divertidas || S. Owen Schwarzschild

Mensaje por D. Amatista Blackhell el Sáb 31 Ene - 13:07

Me recargue aun mas contra el marco de la puerta. Escuche la voz de Greg gritarme que entrara y cerrara o que me fuera. Gire a verle y le mire con el rostro enojado. -No me grites pulgoso... o ¿acaso quieres que deje este lugar en cenizas?- le advertí sinicamente mientras le enseñaba como salían llamas de mi mano. Le escuche murmurar cosas de que le pagaría si se me ocurría hacer tal cosa, pero le deje de prestar atención, solamente rodé la mirada y me fije en el chico que salio del callejón. ¿Que hacia uno de su tipo aquí?

Con un pequeño chasquido de dedos el fuego se difumino. Le sonreí sarcástica y prepotente al Nefilim, como detestaba a esos mundanos, porque para mi eso eran, simples mundanos como los que acababa de echar del bar. -Estaban molestando mi hermosa velada- hermosa, tenia de poco, en realidad solo estaba ahí de paso, antes de regresar a mi casa. Después del trabajo que tuve que hacer, mis ropas se habían manchado de sangre, incluso mi cabello, pero con magia todo se arregla, por lo cual ahora no tenia nada de manchas. Ademas, una buena cantidad de dinero se iría a mi bolsillo, y serian aun mas cuando descubran que mi contratista esta detrás de esa muerte. Sonreí ante mis pensares, si, mi vida es divertida.

-Si es así, entonces vuelve a tu casita de cristal Nefilim- le solté con seriedad, personas como los cazadores eran una completa molestia para mi. Finalmente decidí complacer al lycan y entrar nuevamente al bar, pero me detuve apenas dos pasos. -¿Un trago, rubiales?- sonreí de medio lado.
avatar
D. Amatista Blackhell


Mensajes : 12
O. Sexual : Heterosexual
Dolares : 20
Fecha de inscripción : 22/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches divertidas || S. Owen Schwarzschild

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.